A PIE DE CALLE

Crecí en un barrio de Madrid. Perdida en sus calles durante todo el día, fui aprendiendo la vida y descubriendo las luces y las sombras del mundo. 

Y aunque mi timidez a veces me juega malas pasadas, lucho con ella todos los días para que gane mi curiosidad incesante.

 

Me encanta sumergirme en las historias latentes de la rutina que vive en la calle. Descubrir esos lugares donde el ser humano busca su identidad y deja ver sus claros y oscuros, sus miserias y fortunas, sus sueños hipotéticos,  su felicidad imperfecta.